Vol. 52 Cómo hacer coordinados.

Vol. 52 Cómo hacer coordinados.

Forma textil S de RL de CV4/ 1/22

Hacer coordinados no es nada sencillo, de hecho se requiere varias horas de cambios, experimentaciones y paciencia para obtener el resultado deseado.

Por lo general, se pueden hacer estos de distintas categorías, ya que pueden ser  lisos, de color,  jacquard, estampados, entre otros. Lo importante siempre es tener una tela base y a partir de ésta se van creando el resto.

La mayoría de las veces, se utiliza una tela que tenga algún estampado o distintos tejidos con hilos de colores y texturas diferentes para ir jugando a partir de ésta.

Se va combinando  ésta con otros tipos de coloridos y estructuras, tratando de que todas se acoplen teniendo armonía y contraste.

 

Por ejemplo, si se tiene una tela principal con colores azules, cremas y blancos, se tiene que buscar que tipo de textil le quedará mejor con los mismos tonos, pero con estructuras distintas. También, agregando algún color neutro ayudará a que no haya un exceso de información visual.

Incluso hay ocasiones que no siempre se cumple esta regla, de hecho, a veces se quiere agregar toques de diversión a los coordinados más planos o muy neutros. Cuando esto sucede se puede jugar con contraste de color, sea colores complementarios, análogos, girando dos lugares del círculo cromático o cualquier variante de color sea más llamativa.

Así como el color es importante, la textura también. Es de suma importancia que por lo menos una de las otras telas complementarias comparta la misma superficie que la original, es decir, si la tela base tiene terciopelo o un tacto más suave alguna de las otra debe tener está característica.

Quedarse con la primera opción de coordinado, ¡jamás! Al contrario, se debe ir seleccionando, cambiando y experimentó distintas opciones hasta que visualmente se vea perfecto y sea completamente satisfactorio el resultado.

Después de tener el coordinado esperado, es fundamental anotar el orden, los colores y el nombre de la tela para mandar a producirlos de tal manera.

¡Ojo! Recuerda que sí es importante el estilo y gusto propio. Sin embargo, se debe de pensar también en el cliente o usuario potencial, en la innovación y en la armonía visual.

Ahora, después de esta información, ¿crees poder lograr tus propios coordinados en la siguiente temporada?

 

 

Autor | Jimena Chávez  

Deja tu comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.