Vol. 30 Control de calidad.

Vol. 30 Control de calidad.

Forma textil S de RL de CV11/ 1/21

¿Conoces el proceso adecuado para un buen control de calidad?

En FORMATEX como empresa para venta de telas en tapicería y decoración se debe seguir un estricto control de calidad para ofrecer a los clientes los mejores y la más alta calidad de textiles. Por lo mismo, es importante que en cada proceso se observe errores, posibles defectos e incluso se debe anticipar problemas que puedan ir surgiendo para encontrar la mejor solución posible.

Antes de vender o producir una tela es necesario que se cumpla con las normas de fabricación preestablecidas, para tener una estandarización y evitar desperdicios o costos innecesarios.

A continuación, te explicaremos algunas fases y maquinarias que el área de control de calidad debe hacer para prevenir fallas.

1.     Fase de la inspección de calidad

El cliente junto con el área de inspección trabajan de la mano para observar el producto y señalar las fallas. Sin embargo, esta fase además de ser un poco lenta no se propone ninguna solución.

1.     Fase del control por muestra

Se utiliza la tela muestra junto con maquinarias para probar el textil, checar calidad, resistencia, abrasión, longitud, acabados, entre otros para que se localice los defectos, se encuentre una solución a éstos y se impida residuos.

En nuestro caso al notar algún error en la prueba o en la tela final las marcamos con unos banderines rojos para proporcionarle más metraje al cliente o hacerle notar a éste que tiene algunos detalles, ya que la transparencia y sinceridad forma parte de nuestros valores como empresa.

  1. Maquinaria

La aparición de máquinas, tecnología y digitalización ha generado optimizar y mejorar los procesos de chequeo y calidad.

Existen una gran variedad de éstas, tales como el rameado para enderezar la tela y prevenir que el hilo quede desviado, el titán para comprobar la fuerza y alargamiento, el frotimetro para determinar la solidez de color, la abrasión o el martindale, el termotester para medir la solidez de color al calor, la relajadora de Tejidos de Punto que elimina el enrollamiento del tejido, permite definir el largo real y el área útil. Además, existen otras maquinarias para comprobar el porcentaje exacto de fibras que contiene una tela.

La automatización del control de calidad permite aumentar la capacidad productiva de la industria, ya que transforma los procesos manuales por mecánicos, obteniendo así más rapidez y eficacia durante las etapas.

Por consiguiente, el equipo que opera el equipamiento también debe estar debidamente capacitado y actualizado para manejarlo adecuadamente.

Otro punto importante es analizar la materia prima antes de ser elaborada, ya que así se podrá prevenir imperfecciones desde el principio y evitará que los textiles sean catalogados como de segunda calidad.

Nosotros como empresa nos aseguramos que tanto la solidez de color, la estructura del tejido, la resistencia, la durabilidad sea la mejor y esté en perfectas condiciones, puesto que para FORMATEX es de suma importancia que nuestros clientes confíen en los productos que adquieren y les sean satisfactorios.

Por esa razón, enviamos siempre a laboratorios textiles profesionales todas nuestras telas para que puedan ser analizadas y cumplan con los requerimientos establecidos para brindarles siempre la mejor calidad.

 

Autor | Jimena Chávez 

Deja tu comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.