Vol. 37 Libros textiles.

Vol. 37 Libros textiles.

Forma textil S de RL de CV12/17/21

Nuestros clientes frecuentes sabrán qué es un libro textil y para qué lo usamos, pues constantemente les brindamos toda la información necesaria a través de éstos, sea táctil o visual.

Pero, si eres nuevo o andas en busca de alguna tela en particular, has llegado al lugar correcto porque el día de hoy hablaremos sobre una de nuestras principales herramientas para que el consumidor visualice y conozca nuestros productos.

Probablemente, se estarán cuestionando, ¿qué es un libro?, ¿para qué sirve?

En pocas palabras son catálogos de telas divididas en categorías distintas sean exteriores, jacquard, colores neutros, coloridos, entre otras. 

Tienen como objetivo mostrar las posibles combinaciones de color, tejidos y gama de texturas a nuestros clientes.

Aquí en FORMATEX contamos con una gran variedad de libros. Aproximadamente, en todos estos tenemos alrededor de 50 telas diferentes, coordinadas para la presentación y desarrollo de proyectos de interiorismo.

Antes de comenzar a elaborarlo siempre es relevante preguntarse y analizar, cómo se llevará a cabo, qué necesidades tienen los usuarios, qué será innovador y qué se debe hacer para que se vea estético, armónico y llamativo.

Bien, principalmente se requiere ser muy observador, visión y tener la mente abierta, puesto que es importante nunca conformarse con la primera opción creada, sino seguir indagando en otras posibles alternativas, pensar en tendencias futuras, jugar con las texturas, claro siempre y cuando haya armonía y acentos hasta llegar a una que cautive al instante la atención.

Además, elaborar uno de estos requiere dedicación y tiempo, porque en ocasiones pueden tardar uno o hasta varios días en que se llegue a la perfección, función y belleza deseada.

De igual manera, es crucial que todo se vea equilibrado, pero sobresaliente, más bien, que tenga detalles distintivos para que nuestras telas resalten sin que se exceda la saturación de color o de material.

Cada hoja tiene 14 telas en total, 7 de cada lado. Una vez terminada la organización textil es fundamental reflexionar que todas éstas se vean atractivas juntas y se incorporen correctamente una con otra, pues a la hora de elaborar una página siempre consideramos que tanto las telas de arriba se lleven bien con las de abajo e incluso con las de los lados laterales.

Cuando queremos que nuestros productos se vean beneficiosos, no solo se le da importancia al color, sino también a las texturas, puesto que es realmente esencial notar si el tipo de tejido y estructura se complementan o contrastan con los anteriores, ya que sin estos puntos anteriores no se podrá obtener lo que tanto hemos mencionado, un resultado balanceado.

Por lo general siempre tenemos una o dos telas principales y a partir de éstas se van desencadenando otras secundarias, las cuales nos permiten jugar más con los tejidos, colores y texturas para ir creando semejanzas y un conjunto textil llamativo y estético.

Una vez que los coordinados quedan listos, se debe anotar los nombres de las telas para que se siga el mismo orden y no haya ningún inconveniente a la hora de producirlos.

Ahora que tengas un libro textil en tu mano o un catálogo, ¿notarás más la armonía y las similitudes que hay entre cada tela?

 

Autor | Jimena Chávez  

Deja tu comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.